jacques guerlain

Desde los comienzos de Jacques Guerlain hasta el desarrollo de Shalimar

Jacques Guerlain nació en 1874 y se educó en Inglaterra antes de incorporarse a la Escuela Monge de París. Su tío, Aimé Guerlain, ya era perfumista. No tuvo hijos y, por lo tanto, tomó a Jacques Guerlain bajo su tutela como aprendiz cuando tenía 16 años. Fue en 1890 cuando Jacques Guerlain creó su primer perfume llamado Ámbar. Deseoso de perfeccionar sus habilidades, tomó cursos de química orgánica en el laboratorio Charles Friedel de la Universidad de París. Una vez que se graduó de la escuela, fue contratado oficialmente por la empresa familiar en 1894. Compuso sus primeras obras y asumió la copropiedad de la empresa familiar con su hermano Pierre. En 1899, se nombró a sí mismo jefe de perfumería. Un año más tarde, Jacques Guerlain participó en la Exposición Universal proponiendo un zumo floral en homenaje a Sarah Bernhardt, amiga de la familia. Las creaciones comenzaron entonces hasta el desarrollo de su primer gran éxito llamado L※™Heure Bleue. Este fue creado en 1912 y es el resultado de la pasión de Jacques Guerlain por el Impresionismo. Del mismo modo, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, Jacques Guerlain desarrolló el perfume Champs Elys Eacute;e en 1914. Luego, sus creaciones fueron detenidas unos años más tarde porque Jacques Guerlain fue llamado a la guerra y también perdió el uso de un ojo durante los combates. Sin embargo, regresó en 1919 con Mitsouko, un jugo emblemático que resultó de varios cientos de pruebas. A esto le siguió, en 1925, uno de los más grandes jugos de la historia de la perfumería: el ™iconique Shalimar. Este último fue presentado en la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas y su éxito nunca fue decepcionado. Un verdadero best-seller, que todavía encarna la edad de oro de la perfumería hoy en día.

Fin de la carrera de Jacques Guerlain

En ese momento, la reputación y el saber hacer de Jacques Guerlain ya no estaban a la vista. S' siguió múltiples jugos, muchos de ellos orientales, la familia de diseñadores de elección. De hecho, Jacques Guerlain siempre ha estado fascinado por Oriente. De este modo, sacó su creatividad de la riqueza de los colores y olores que emanaban de estas tierras lejanas. Del mismo modo, Jacques Guerlain siempre compuso con amor y pasión. Enseñó a su nieto: “Siempre creamos perfumes para la mujer con la que vivimos y a la que amamos”. Sin embargo, su vida dio un giro trágico durante la Segunda Guerra Mundial. Su hijo menor, Pierre, fue movilizado y herido de muerte. Jacques Guerlain quedó devastado por su muerte y dejó de crear durante dos largos años, una eternidad dada la incomparable productividad de Jacques Guerlain. Del mismo modo, la planta de Guerlain en B&con Les Bruyes fue destruida por los bombardeos del año siguiente. Jacques Guerlain cayó en una profunda depresión. Los últimos 18 años de su vida estuvieron marcados por su tristeza y continuó trabajando aunque era mucho menos creativo que antes. Incluso le confió a su nieto: "No hago más que perfumes para ancianas". Finalmente, su historia terminó en 1963, cuando murió a los 88 años, debilitado por una caída que rompió su muro. Fue enterrado con su hijo Pierre y su padre en el cementerio de Passy.

A lo largo de su carrera, Jacques Guerlain se distinguió de sus colegas por su discernimiento, creatividad y audacia. Dejó un inmenso legado y contribuyó de manera significativa a la creación de nuestro actual negocio de perfumes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *