mauboussin

 comprar perfumes Mauboussin



El ascenso de la casa Mauboussin

Mauboussin fue fundada en 1827 y rápidamente se hizo muy conocida gracias a su participación en la Exposición Universal de París en la década de 1930. Este joyero se inspiró en la tendencia Art Deco de su tiempo, imponiendo sus adornos cosidos en múltiples colores. Además, la marca llegó a proponer tres exposiciones sobre este tema, de 1928 a 1931, lo que no hizo sino aumentar su notoriedad. Marlene Dietrich fue así conquistada por Mauboussin y se convirtió en embajadora de sus joyas, llevándolas en su película Femme ou Démon. Sin embargo, la guerra afectó indirectamente a Mauboussin y la escasez de oro obligó a la empresa a adoptar nuevas técnicas de trabajo. Sin embargo, el éxito se logró una vez más y es así como Mauboussin decidió establecerse como joyero de prestigio mudándose a Place Vendôme en 1955. Siempre preocupado por estar en línea con las tendencias de su tiempo, Mauboussin adoptó un estilo más imaginativo y asimétrico, típico de la década de 1970. Además, durante muchos años, Mauboussin proporcionó su financiación gracias a los grandes pedidos del Príncipe Jefri, que representaban el 80% de la facturación. Sin embargo, esta colaboración cesó en 1998 y fue entonces cuando el financiero suizo Dominique Frémont rescató la marca al adquirir el 70% de las acciones de la empresa en 2002, y luego la totalidad en 2005.

La audacia de Mauboussin

El cambio fue entonces radical para Mauboussin y la empresa decidió democratizar el uso de joyas. Así fue como fue el primero en ofrecer una gama asequible, una especie de colección de prêt-à-porter de alta joyería. Por supuesto, esto no hizo que la gente rechinara los dientes en Place Vendôme! Además, el asombro fue aún mayor en 2005, cuando Mauboussin propuso un solitario para el público en general. Si esto estaba en las noticias, fue un éxito. De este modo, Mauboussin puede esperar un futuro mucho más sereno para la joyería. Al mismo tiempo, la marca también ha estado creando perfumes desde el año 2000. Estos son el eco perfecto para todos sus otros productos. Son a la vez nobles, refinados, intensos y un poco imaginativos. Están diseñadas como joyas para realzar la personalidad y el aspecto de quienes las llevan.

Hoy en día, muchas boutiques Mauboussin florecen en todo el mundo, en las principales avenidas de París, Nueva York o Tokio. Además, Mauboussin no hace más que ampliar su negocio y ahora también tiene un surtido de bolígrafos y gafas de sol.

No olvides valorar nuestro post con 5 estrellas (Si te ha gustado) [ratings] Y compartir en redes sociales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *