perfumes hechos con Frutos Rojos

 

Al igual que la moda o la decoración, la perfumería varía según las tendencias, las estaciones y las exigencias del consumidor. Sin embargo, los productos se mantienen constantes y se favorecen algunas materias primas. Como tal, las frutas han sido crujientes durante muchos años. El Trésor de Lancôme es el precursor de esta nueva tendencia desde los años noventa. Además, entre los productos más adorados de la población femenina, los frutos rojos son los más populares.

¿Qué son los frutos rojos?

Las frutas rojas son llamadas un conjunto entero de bayas, drupas y frutas falsas. Estos últimos se caracterizan por su color que evoluciona del rosa al rojo oscuro e incluso al negro y alcanzan la madurez entre junio y octubre. En otras palabras, las bayas rojas son un ingrediente en el verano y a principios del otoño. Además, si se trata de una materia prima muy utilizada por los perfumistas, es simplemente porque permite conjugar el fascinante mundo de la perfumería y el mundo más gourmet de la pastelería. He aquí una breve reseña de los frutos rojos más emblemáticos de sus perfumes…

La fresa

La fresa es el fruto de la planta de fresa, un miembro de la familia de la rosácea. Crece en muchas partes del mundo y se compone de una multitud de variedades. Los gourmets juran por la gariguette, pero muchas otras fresas también están presentes en nuestros estantes. Su olor se reproduce en el laboratorio combinando diferentes moléculas. En la mayoría de los casos, las casas creativas incluyen fresas de madera en sus composiciones. De hecho, su aroma es más fino, tanto frutal como floral.

Frambuesa

La frambuesa, por otro lado, proviene del arbusto de frambuesa, un arbusto de la familia de las zarzas. Su fruto crece en latitudes templadas y mediterráneas, que pueden ser cultivadas o cultivadas de forma silvestre. La frambuesa se utiliza principalmente en las creaciones femeninas y les da un toque afrutado y dulce. No obstante, cabe señalar que no es posible extraer un aceite esencial de él y que, por lo tanto, su olor se reproduce exclusivamente en el laboratorio, en particular con la frambuesa.

La cereza

La cereza es el fruto del cerezo, un árbol de la familia de las rosáceas, originario de Asia Menor. La cereza es más o menos roja y negra. Es un fruto del que no se puede obtener el aceite esencial. Su olor se reproduce en el laboratorio, en particular mediante la combinación de diferentes moléculas como el benzaldehído, una nota sintética con un sabor modificado y potente.

La grosella espinosa

La grosella espinosa es una baya pequeña que crece en racimos en el árbol de la grosella espinosa. Es un fruto similar a la grosella negra pero con un color más rojo, y a veces incluso blanco o verde. Esencialmente utilizado en zumos femeninos, aporta una nota afrutada, ácida y tónica reproducida en el laboratorio.

La mora

La pared es una baya negra y carnosa, fruto de la zarza y tradicionalmente silvestre. Da a los jugos que lo contienen un sabor almizclado, casi leñoso. Al igual que otras frutas rojas, su aroma se reproduce en el laboratorio, especialmente a partir de almizcles y otros compuestos con un olor afrutado.

Por supuesto, esta lista no es exhaustiva y las frutas rojas incluyen una gran variedad de otros productos como arándanos, arándanos rojos, grosellas negras, arándanos o saúco negro. Todos estos ingredientes hacen que los perfumes femeninos sean sublimes en general. Están presentes en el famoso Amor Amor Amor Delight de Cacharel, Angel Eau de Toilette de Thierry Mugler, Absolutamente irresistible de Givenchy, Insolence de Guerlain o en el nuevo Angel Muse de Mugler.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *