perfumes hechos con Grosella negra

 

Los orígenes de la grosella negra

La grosella negra es una baya negra de piel lisa que suele formar racimos, muy aromáticos y rematados con los restos de los cálices florales de los que proceden. El origen de esta fruta es particularmente antiguo. De hecho, la grosella negra ya era conocida por los griegos y los romanos. Los arqueólogos incluso han podido encontrar un primer registro de su acción terapéutica que se remonta al siglo XII. Esta describe la grosella negra como un medio para curar los ataques de gotitas. Del mismo modo, destaca los beneficios de sus hojas contra las picaduras de insectos. Paralelamente, en 1571, el botánico Gaspard Bauhin lo describió como una fruta de mesa. En esa época, se asociaba con muchas propiedades medicinales, incluyendo como remedio contra las migrañas, la fiebre y el reumatismo. Fue a partir del siglo XIX cuando esta fruta se utilizó como licor. Incluso hoy en día, la grosella negra es una fruta conocida por sus numerosos beneficios para la salud. Contiene diferentes vitaminas del grupo B, con la excepción de la B12, y es muy interesante en el embarazo. De hecho, permite que el feto se desarrolle adecuadamente, especialmente durante el primer trimestre. Además, esta baya ayuda a luchar eficazmente contra diversas alergias. Por último, su alto contenido en minerales, especialmente potasio y magnesio, así como sus fibras favorecen la digestión y combaten el colesterol. En otras palabras, la reputación de la grosella negra está bien establecida y su cultivo está muy presente en la región de Borgoña. La Côte-d'Or se presenta así como el líder francés en la producción de esta fruta, con un 40% de los tonelajes producidos. Sin embargo, a nivel mundial, Rusia ocupa esta posición.

Grosella negra en perfumería

En el lado del perfume, la grosella negra es un fruto tan sorprendente como lo es en términos de propiedades medicinales. Además, es una de las pocas frutas que pueden ser utilizadas en forma natural. Los perfumistas usan tanto hojas como cogollos. Para ello, su olor se extrae en disolvente. La grosella negra entonces da un absoluto al olor verde, soplado, agrio, amargo y animal. Los brotes de grosella negra se cosechan a principios de año y son un producto muy caro. Por lo tanto, es una materia prima reservada exclusivamente a la perfumería de lujo. Se encuentra principalmente en el agua dulce o en las fragancias masculinas con olor a coníferas.

A pesar de su precio exorbitante, la grosella negra sigue siendo un ingrediente ampliamente utilizado por las casas de lujo más grandes. Está presente en Le Monde est Beau de Kenzo, en Chamade de Guerlain, en Corsica Furiosa de Parfum d'Empire o en Vent de Folie de Annick Goutal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *